Los intentos de simplificar la factura de la luz

Consumo, potencia contratada, tres periodos, cargos y peajes, bono social, media del gasto vecinal, origen de la energía… Cada vez más conceptos y al final los intentos de simplificar la factura de la luz quedan en nada.

Consumo, potencia contratada, tres periodos, cargos y peajes, bono social, media del gasto vecinal, origen de la energía… Cada vez más conceptos y al final los intentos de simplificar la factura de la luz quedan en nada.

Todo sigue igual o incluso peor. Se mire por donde se mire no hay quien entienda la factura de la luz y no será por los intentos por simplificarla. Tras el último nada ha cambiado. Los datos lo confirman. De hecho, 1 de cada 6 personas no solo no la comprenden, sino que además no la suelen mirar nunca. Eso sí que está cambiando. La crisis energética ha hecho que cada vez sean más las personas que se preocupen por lo que allí hay escrito, pero el resultado es siempre el mismo. Cuando uno cree que ya lo tiene van apareciendo nuevos conceptos en el recibo y toca volver a empezar. Imposible saber lo que se tiene delante y todo queda, nunca mejor dicho, en papel mojado. No importa las vueltas que se le dé o que se coja por el anverso que por el reverso.

Los intentos de simplificar la factura de la luz
Los intentos de simplificar la factura de la luz – En jake de EiTB (20 de enero de 2023).

Más información no es siempre más comprensión

Exactamente como si estuviera escrita en otro idioma. Curioso porque todo el mundo entiende a la perfección el ticket del supermercado o de un restaurante. No puede ser. La primera hoja, y son varias, está más o menos controlada. Ahí está lo que interesa. Es decir, lo que toca pagar. Sin embargo, al darle la vuelta para entender a qué se destina el dinero es cuando empiezan los verdaderos problemas. Demasiados conceptos y no es sencillo. Están los habituales empezando por la energía consumida o la potencia contratada, pero en los últimos meses se han añadido algunos más. Del que más se habla es del tope al gas. Así dicho tiene un nombre muy corto y se entiende, pero en realidad es mucho más largo y complejo: mecanismo de ajuste RD 10/2010 o peor aún… límite al precio del gas de la excepción ibérica. Pues eso, como si fuera chino.

No entender la factura favorece que no se sepa si se paga mucho o poco, si la compañía eléctrica es la adecuada, si se tiene una buena oferta o si, por el contrario, es mejor buscar mejor en el mercado. Por tanto, también los engaños.

También aparece ahora el llamado bono social. Ya estaba antes, pero ahora figura en una línea independiente. Vamos que si no era ya suficiente con todo lo que había en la factura ahora hay más todavía. Nombres raros, mayor número de conceptos… Así, a pesar de todos los intentos por simplificarla, no hay manera. Siempre sale algo nuevo que lo complica un poco más. Se ha tratado de corregir varias veces. Una de las ultimas tenía dos objetivos. Homogeneizarla para que las de todas las compañías tuvieran más o menos la misma estructura y contenido. También en segundo lugar para hacerla más sencilla y eso no se ha conseguido. Al contrario, incluso, los expertos del sector tienen problemas para interpretar los recibos de algunas compañías. Algo que no tiene sentido porque, en realidad, debería ser un documento informativo.

Los intentos de simplificar la factura de la luz
Los intentos de simplificar la factura de la luz – En jake de EiTB (20 de enero de 2023).

El último concepto de la factura de la luz

Más información no siempre es mayor comprensión. Lo último que ha llegado a la factura de la luz es la media del consumo vecinal. Eso sí, de todos los que compartan el mismo código postal. Obligatorio desde diciembre, pero todavía no aparece en todas las facturas. Interesante como estadística y poco más. El problema es que no es una información relevante. Para nada porque el consumo de las familias depende de muchos factores: equipamiento, número de miembros, sistema de calefacción… y más aún si se tiene coche eléctrico que puede llegar a triplicar las facturas. Debe incluir solo a los consumidores domésticos y las pymes y autónomos también lo son. Por tanto, no es un buen indicador de si se están haciendo las cosas bien o mal ni tampoco ayuda a su comprensión. Un dato más entre otros muchos y además confuso.

La letra pequeña de las subvenciones al coche eléctrico

No es que tengan truco, ni que no sea oro todo lo que reluce, pero las subvenciones al coche eléctrico tienen también su letra pequeña que hay que tener en cuenta.

El ranking de los precios de la luz de la Unión Europea

Más del 40% de bajada. Líderes en descenso en el primer semestre del año y, además, España se sitúa como el quinto país en el ranking de los precios de la luz más baratos de Europa tan solo por detrás de Bulgaria, Hungría, Malta y Polonia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, dé clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies