¿Cuándo se notará en el recibo la bajada de la luz?

A veces da la sensación de que cuando suben los precios se dejan sentir rápidamente en los recibos, pero que cuando descienden no pasa lo mismo. ¿Cuándo se notará en el recibo la bajada de la luz?

A veces da la sensación de que cuando suben los precios se dejan sentir rápidamente en los recibos, pero que cuando descienden no pasa lo mismo. ¿Cuándo se notará en el recibo la bajada de la luz?

¿Cuándo se notará en el recibo la bajada de la luz?
¿Cuándo se notará en el recibo la bajada de la luz? – 120 minutos de Telemadrid (27 de diciembre de 2022).

Curiosa la evolución del precio de la luz. Tras meses que eran como para llevarse las manos a la cabeza por las fuertes y constantes subidas a justo lo contrario. No hay término medio y más ahora que parece haber tocado fondo. Tan solo hace un par de días ha sido uno de los más bajos del año, aunque justo hoy ha vuelto a subir un poco. Sube y baja y siempre está la duda de si cuando asciende se nota más y, sobre todo, rápido que al disminuir y no solo en los hogares. También para las pymes y las grandes industrias que preocupa por el efecto que tiene en sus productos y en la inflación. Entonces, ¿cuándo se notará la bajada en el precio de la luz?

jorge morales de labra
¿Cuándo se notará en el recibo la bajada de la luz? – 120 minutos de Telemadrid (27 de diciembre de 2022).

La respuesta es sencilla. Depende del tipo de tarifa que se tenga contratada. Si uno la tiene a precio fijo evidentemente no. Como su propio nombre indica es estable tanto a favor como en contra. Eso es así. No falla nunca. Por el contrario, si es variable como la PVPC u otra indexada al mercado mayorista, entonces no. Depende de la hora del día en la que se utilice. Cambia todos los días de la semana, todos los meses del año y, además depende de un montón de factores entre los que últimamente destaca la meteorología. Sol, viento y, sobre todo, de las inusuales altas temperaturas que está habiendo para esta época del año. Hacen que se desplome.

La luz más barata que hace un año y a los combustibles poco les falta. Baja la inflación, pero no los alimentos y otros productos básicos. Entonces, ¿Por qué siguen subiendo los precios si la energía ha bajado?

Así, la reacción es inmediata. La mayor parte de familias ni les preocupa ni tampoco se enteran de nada de esto porque tienen una tarifa a precio fijo. Siempre les cuesta lo mismo la energía. Da igual que haya viento, sol y que sea de día o de noche. Aproximadamente son 7 de cada 10. Por el contrario, tan solo hay un 30% de los hogares que tienen un precio variable. En cambio, si se habla de empresas sucede justo lo contrario. La mayoría tiene esta última modalidad de contratación y ya notan las bajadas del mismo modo que sintieron las subidas de forma casi instantánea. Y es que como ha explicado Jorge Morales en 120 minutos de Telemadrid

¿Cuándo se notará en el recibo la bajada de la luz?
¿Cuándo se notará en el recibo la bajada de la luz? – 120 minutos de Telemadrid (27 de diciembre de 2022).

Ya van tres meses, octubre y noviembre y lo que va de diciembre, en los cuales los precios y las facturas en las tarifas variables son notablemente inferiores a las del mismo periodo de 2021. Es decir, ahora que se echan las cuentas de lo que cuesta poner el horno para hacer la cena de Nochevieja o de encender la calefacción, y se compara con el año pasado, hay que tener en cuenta dos cosas: (1.) si se tiene un contrato a precio fijo costará lo mismo o lo que le haya subido su compañía en la actualización de 2022. Pero (2.) que si tiene uno variable o indexada al mercado mayorista le saldrá mucho más barato todo eso que el año pasado.

Aprovechar al máximo la energía del sol

Tanta es la electricidad que se está produciendo en las horas centrales del día que se están poniendo restricciones a la generación fotovoltaica. Más de la que se necesita… Entonces, ¿cómo aprovechar al máximo la energía del sol?

Cambio de estación y de hábitos energéticos

Vuelta al cole y a la oficina, cambio de armario, búsqueda de mantas y edredones, días cada vez más cortos, atrasar los relojes una hora… son algunos de los clásicos del cambio de estación a los que hay que sumar nuevos hábitos energéticos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, dé clic en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies